Limpiar tapiceria con amoniaco

Limpieza con amoníaco y vinagre

Con la necesidad de ahorrar dinero, cada vez más personas hacen sus propios productos de limpieza. Sin embargo, cuando eres nuevo en la elaboración de tus propios productos puedes sentirte un poco nervioso sobre qué recetas y usos funcionarán realmente o no.
Me encantaría escuchar tus recetas de productos de limpieza caseros que contengan amoníaco, y también tus consejos sobre cómo utilizar el amoníaco para la limpieza y la eliminación de manchas en tu casa, así que envíalos a continuación.
Hacer y utilizar tus propios productos de limpieza se está convirtiendo en algo muy popular. Uno de los productos de limpieza caseros más comunes es el amoníaco. ¿Cómo utilizas el amoníaco en tu casa para limpiar o quitar manchas? También puedes compartir aquí tus recetas de soluciones de limpieza caseras con amoníaco.
¿Tienes alguna imagen o gráfico que añadir? ¡Genial! Haz clic en el botón y busca la primera en tu ordenador. Selecciónala y haz clic en el botón para elegirla.Luego haz clic en el enlace si quieres subir hasta 3 imágenes más.
Haz clic en los enlaces que aparecen a continuación para ver los usos del amoníaco en el hogar que ya han sido enviados por otras personas.No dudes en comentar cualquiera de estos envíos para decirnos si utilizas el amoníaco de forma similar, o sobre cualquier otra idea que tengas.

Gran valor de amoníaco todo propósito…

El amoníaco es útil y seguro para limpiar a fondo la madera, pero algunos acabados, como las pinturas o los barnices especiales, pueden resultar dañados por el uso del amoníaco. Para evitar problemas con los muebles u objetos de madera de su casa, se recomienda realizar primero una prueba para comprobar si el amoníaco provoca decoloración.Aplique un poco de producto en un trapo y luego frótelo en una parte oculta del mueble para ver si el amoníaco cambia el color. Si es así, debería utilizar un limpiador suave hecho para la madera y los acabados de este calibre en lugar de amoníaco.
Tus muebles de madera de exterior, o los que se guardan en habitaciones cerradas con mucha humedad, pueden mancharse y enmohecerse fácilmente, lo que daña irremediablemente la pieza. Para solucionar el problema, puedes recurrir al amoníaco. Empapa un trapo con amoníaco menos diluido y frótalo enérgicamente en las partes donde ha crecido el moho. Repite la operación hasta que el trapo aparezca limpio. Verás cómo los objetos y el mobiliario recuperan su aspecto habitual y puedes volver a disfrutar de ellos durante más tiempo.En definitiva, el amoníaco es potente y eficaz para cualquier superficie de madera, pero hay que utilizarlo adecuadamente para evitar problemas. Esto es cómo usar el amoníaco para limpiar la madera; si tienes algún consejo, cuéntanoslo en la sección de comentarios.

Limpiar con amoníaco es peligroso

No utilizas el limpiador de inodoros para lavar los platos ni el detergente para la ropa durante la ducha. Hay determinadas soluciones de limpieza y productos químicos para determinados fines. Lo mismo ocurre con la limpieza de alfombras con amoníaco. Hay páginas web que recomiendan el uso de amoníaco para la limpieza de alfombras, pero ese no es su propósito.
En primer lugar, el amoníaco es muy tóxico y los vapores pueden causar problemas respiratorios y dolores de cabeza si se inhalan durante mucho tiempo. Sólo debe utilizar el amoníaco para la limpieza cuando sea absolutamente necesario, ya que no quiere someterse a sí mismo o a su familia a los humos con mucha frecuencia o durante largos períodos de tiempo.
También puede provocar la decoloración de las fibras de la alfombra si utiliza amoníaco. El problema con el amoníaco es que tiene un alto contenido alcalino, por lo que es corrosivo. Como es corrosivo, puede disminuir el color de la alfombra o incluso corroer el soporte y el adhesivo de la alfombra, causando daños más profundos. Tampoco hay pruebas de que el amoníaco sea capaz de penetrar en las fibras de la moqueta para eliminar la suciedad más profunda.

Ver más

El amoníaco es un aditivo versátil para la ropa, que elimina las manchas y disuelve la grasa, además de blanquear la ropa blanca y suavizar las toallas de baño. Pero sus vapores y sus peligrosas reacciones al mezclarse con otros limpiadores domésticos hacen que deba tener cuidado al utilizarlo. Para empezar, utilice sólo amoníaco claro para la colada: los productos de color pueden manchar los tejidos, especialmente los de colores claros. Evite usar amoníaco en lana o seda. El amoníaco se come las proteínas, incluidas las que componen ambos tejidos.
Advertencia No mezcle el amoníaco con la lejía. Combinados, los dos producen un gas tóxico. Evitar el blanqueador de cloro cuando se usa amoníaco en la ropa es una obviedad, pero el blanqueador también se encuentra en otros productos de limpieza, incluyendo algunos jabones para platos. Antes de mezclar amoníaco con jabón para vajilla como tratamiento de las manchas, lea atentamente la etiqueta del producto: Si en la etiqueta del producto aparece lejía, cloro, hipoclorito de sodio o hipoclorito, no lo mezcle con amoníaco.
Prepara un quitamanchas multiuso combinando a partes iguales agua, amoníaco y detergente líquido para vajillas o para la ropa en una botella de spray. Rocíalo sobre los derrames de comida, las manchas de tinta, las manchas de hierba apenas visibles y otras marcas al menos 30 minutos antes de aclarar la solución y lavar.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad