Ergonomia en el trabajo

Escritorio de ergonomía

“La ergonomía (o factores humanos) es la disciplina científica que se ocupa de la comprensión de las interacciones entre el ser humano y otros elementos de un sistema, y la profesión que aplica la teoría, los principios, los datos y los métodos al diseño con el fin de optimizar el bienestar humano y el rendimiento general del sistema.”
Al evaluar un puesto de trabajo, hay que buscar tres características principales conocidas como factores de estrés ergonómico: la fuerza requerida para completar una tarea, cualquier postura de trabajo incómoda o estática adoptada al completar una tarea, y la repetitividad de una tarea. Cualquiera de estos factores, o una combinación de ellos, puede hacer que alguien corra un mayor riesgo de sufrir molestias.
EHS quiere proporcionar información y educación para que cualquier empleado pueda evitar las lesiones. EHS quiere educar a la gente en los fundamentos de la ergonomía. No sólo podrán ayudarse a sí mismos en el trabajo, sino que estos principios pueden aplicarse al hogar, a las aficiones o ayudar a los amigos y compañeros de trabajo que puedan tener problemas similares. Recuerde que el conocimiento es contagioso.

El papel de la ergonomía

Los ejemplos más comunes de riesgos ergonómicos en el lugar de trabajo son fáciles de evitar, si se sabe qué buscar. Una vez que mejore la ergonomía de su entorno de trabajo, aumentará el bienestar y la seguridad de los trabajadores.
Las prácticas ergonómicas abordan la intersección entre las personas y el entorno hecho. El objetivo es diseñar y organizar el espacio, los objetos y los sistemas de manera que el usuario experimente el movimiento y la posición corporal más seguros, naturales y eficientes posibles.
Un riesgo ergonómico es cualquier interacción con el mundo creado que cause incomodidad o tensión al usuario. Hay tres tipos principales de riesgos ergonómicos: objetos, entornos y sistemas que provocan una mala postura o movimientos antinaturales, incómodos o torpes.
A la hora de buscar riesgos ergonómicos en el lugar de trabajo, hay que tener en cuenta los puestos de trabajo y las mesas; todas las herramientas, equipos y maquinaria que los trabajadores utilizan para realizar su trabajo; y los procesos físicos que los trabajadores llevan a cabo.
Aunque ningún empresario quiere que sus trabajadores se sientan incómodos, es importante entender que la ergonomía no se limita a la comodidad, sino que está directamente relacionada con la seguridad y la prevención de lesiones. Una mala ergonomía contribuye a la tensión muscular, los desequilibrios musculares y la fatiga.

Ejemplos de ergonomía en el lugar de trabajo

Los trastornos musculoesqueléticos (TME) afectan a los músculos, nervios, vasos sanguíneos, ligamentos y tendones. Los trabajadores de muchos sectores y ocupaciones diferentes pueden estar expuestos a factores de riesgo en el trabajo, como levantar objetos pesados, agacharse, estirarse por encima de la cabeza, empujar y tirar de cargas pesadas, trabajar en posturas corporales incómodas y realizar repetidamente tareas iguales o similares. La exposición a estos factores de riesgo conocidos de TME aumenta el riesgo de lesión del trabajador.
Los empresarios son responsables de proporcionar un lugar de trabajo seguro y saludable a sus trabajadores. En el lugar de trabajo, el número y la gravedad de los TME derivados del sobreesfuerzo físico, así como sus costes asociados, pueden reducirse sustancialmente aplicando los principios ergonómicos.
La aplicación de un proceso ergonómico es eficaz para reducir el riesgo de desarrollar TME en sectores de alto riesgo tan diversos como la construcción, el procesamiento de alimentos, la extinción de incendios, los trabajos de oficina, la atención sanitaria, el transporte y el almacenamiento. Los siguientes son elementos importantes de un proceso ergonómico:

Ergonomía del trabajo en casa

La ergonomía incluye aspectos físicos, organizativos y mentales del entorno de trabajo. Las mejoras ergonómicas en una empresa deben afectar tanto a las condiciones de los empleados como a las condiciones técnicas y organizativas.
Incluso a la hora de planificar una empresa, una buena ergonomía debe impregnar el diseño y el interior de los locales y lugares de trabajo. Para sentirse bien y poder rendir bien en el trabajo, debe haber suficiente variación de movimientos y cargas y la posibilidad de recuperarse.
Esta página contiene información sobre cómo se puede optimizar el lugar y el trabajo desde una perspectiva ergonómica. La información se basa en la normativa de la Autoridad Sueca del Medio Ambiente Laboral sobre ergonomía para la prevención de trastornos musculoesqueléticos, AFS 2012:2, que trata de la prevención de cargas peligrosas e innecesariamente agotadoras para los músculos, las articulaciones y los huesos, así como para las cuerdas vocales, pero también pueden ser útiles otras normativas. La sección 4 de la normativa sobre ergonomía para la prevención de trastornos musculoesqueléticos establece que la carga debe evaluarse en función de la frecuencia, la cantidad y la duración de las actividades laborales. La normativa contiene modelos para evaluar el riesgo de lesiones musculoesqueléticas al levantar objetos, al estar sentado, al estar de pie y al realizar trabajos repetitivos. También hay otras listas de comprobación y modelos de evaluación en nuestro sitio web.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad